Ir al contenido ↓

Desarrollo Sostenible

Playa de La Jara

Municipio: Sanlúcar de Barrameda

Accesos:

Desde la Carretera de la Jara y su continuación por la Avenida de El Puerto de Santa María, mediante el acceso por calles y carriles que parten perpendiculares y hacia la derecha.

Descripción:

 Atravesando la exuberante vegetación de retamas y barrones, por medio de accesos elevados, se encuentra la Playa de La Jara. Esta playa se divide en dos tramos, el primero de ellos conocido como playa de la Media Legua junto al saliente del acantilado. Durante la pleamar las dos zonas de las playas pueden quedar separadas, imposibilitándose el tránsito. En sus orillas el ancestral Corral de Pesca de <<Merlín>> recorre el extremo suroeste de la playa.

Menos frecuentada que el resto de playas del municipio, se caracteriza por ser una playa tranquila cuyas aguas permiten la práctica del windsurf y paddle surf.

Origen: Depósito de arenas de origen fluvial (aporte de sedimentos por el río Guadalquivir y cursos menores), eólico (vientos de poniente) y marino (estuario sometido a la dinámica mareal) con bajo cordón dunar activo.

Longitud: 2.600 m

Composición de áridos: Arena media (0,5 mm- 1 mm)

Condiciones de baño: Aguas tranquilas.

Tipo de playa: Seminatural.

Grado de Estabilidad y conservación:

Clasificación: Playa confinada por los salientes del acantilado situados frente a la Punta del Espíritu Santo y frente al corral de pesca de Merlín.

Fondos: Arenoso con plataforma rocosa en bajamar.

Usos: Surf, windsurf, kitesurf, piragüismo y vela.

Fauna: Aves: láridos, limícolas y estérnidos

Flora: Especies más representativas del sistema dunar presente; • Barrón (Ammophila arenaria), la grama de mar (Elymus farctus), la oruga de mar (Cakile maritima), el cardo marino (Eryngium maritimum) y la azucena de mar (Pamcratium maritimum).

Protección:

Acantilados y playa de la Media Legua, Sanlúcar de Barrameda y Chipiona (complejo litoral de interés ambiental).

  • Por sus valores naturales y paisajistas la protección y conservación de estas áreas aporta un bien a la sociedad.

 

Reserva de Pesca de la desembocadura del río Guadalquivir (Zona B, de protección media-alta).

Patrimonio:

“Corral de pesca de Merlín” (observable sólo en bajamar) declarado bien de interés cultural (1995). Los corrales de pesca son estructuras moldeadas por el ser humano, localizadas en la cercanía de la orilla. Es un arte de pesca que utiliza las subidas y bajadas del nivel del mar para mantener ciertos niveles de agua entre las rocas que lo conforman, donde los peces pueden quedar atrapados. Así poder capturarlos con relativa facilidad durante la bajamar.

Paisaje: Un velo de vegetación cubre la trasera de la playa, dotandola de un encanto natural, al frente el final de la arena de presente en las playas de Doñana y el canal balizado de entrada río son los principales factores que marcan este paisaje.

Imágenes

Agenda de Medio Ambiente

RSS

+ Todos los eventos de la agenda